Utrecht es una de las grandes capitales mundiales de la bicicleta. La ciudad holandesa, cuyo terreno es mayoritariamente llano cuenta con una excelente infraestructura en la que ha ido invirtiendo en las últimas décadas para ostentar con orgullo el título de ciudad bike-friendly. Con extensos carriles-bici y parkings de bicicletas que superan las 10.000 plazas, Utrecht es un paraíso ciclista gracias a su apuesta por un transporte moderno, sostenible y limpio.

Ciclista cruzando el puente giratorio de Muntbrug © Juri_Hiensch

Síguenos

Recibe información exclusiva de La Vuelta