Las ciudades no parecen el mejor sitio para admirar la Geodiversidad, pero sólo aquellas poblaciones humanas con un entorno (geológico y biológico) adecuado pudieron crecer y sobrevivir a la historia.

Málaga es una ciudad de contrastes porque se sitúa al pie de la cordillera Bética (sierras de Tejada y Bermeja) y asentada sobre todo en la “depresión de Málaga”, una zona de sedimentos jóvenes (eso dicen los geólogos cuando hablan de 20-10 Ma), fértil, cómoda para construir, con agua y con un buen puerto. Basta pararse a pensar para entender que la Geodiversidad de Málaga es fundamental.

Hay asentamientos humanos desde hace 230.000 años (neandertales y anteriores) que aprovecharon abrigos y cuevas de origen kárstico para refugiarse y, seguramente, cazaban, recolectaban y pescaban por los llanos de la bahía de Málaga (yacimiento arqueológico de la Araña). Los humanos no han abandonado la zona desde entonces y el asentamiento se hizo estable con el pueblo ibérico de los Bástulos, hasta la llegada de los romanos.

Las sierras que rodean a Málaga por el norte y el este, con alturas alrededor de los 400 m, están formadas por rocas metamórficas (pizarras, mármoles, cuarcitas, etc.) que encontraremos por toda la ciudad, ya que los primeros constructores las usaban para levantar sus casas y los arquitectos modernos para revestir los edificios. En cambio, entre estas sierras y el mar, predominan los paisajes llanos, sobre sedimentos como arcillas, arenas, calizas, etc. La ciudad también depende de estos rasgos: la llanura es cómoda para planificar el crecimiento de la ciudad, hay agua, hay arcilla para fabricar ladrillos y arena para hacer hormigón. Además, en la zona litoral, la riqueza de paisajes, geodiversidad y biodiversidad es enorme, como muestran el Parque Natural de la desembocadura del río Guadalhorce. Basta mirar desde el aire para entender que Málaga, como todas las ciudades, tiene un entorno geológico al que se adapta. Y eso que la vista aérea no nos muestra las maravillas subterráneas de las galerías y salas kársticas, que están por todas partes.

Incluso de cerca, en las fachadas o en los pavimentos, la ciudad expone las rocas del entorno. La calle Larios, la principal calle comercial de Málaga, tiene un pavimento coloreado por la enorme variedad de rocas: calizas de color crema, serpentinas verdes, travertinos de color tostado o amarillento, etc. En las fachadas del casco histórico también se exponen las rocas de los alrededores y otras importadas para la construcción de los edificios más lujosos. La catedral, por ejemplo, tiene areniscas fosilíferas, con profusión de bivalvos y gasterópodos del Mioceno (23-5 Ma), areniscas rojas, calizas y mármoles blancos, etc.

Es de destacar la Catedral de Málaga que posee rocas interesantes, como son las areniscas del Mioceno (23-5 Ma) con presencia de fósiles de bivalvos y gasterópodos principalmente, además de areniscas rojas, calizas blancas y mármoles.

Un recorrido geológico interesante por la ciudad es el propuesto por el profesor José Manuel García Aguilar en su trabajo Geología urbana en la ciudad de Málaga, al cual queremos agradecer su colaboración.

Término de la etapa.

Travertino: Depósito de Calcita formado por precipitación principalmente química, en manantiales, galerías o salas kársticas. Las estalagmitas y estalactita, los gurs y otras formas kársticas están formadas por travertinos.

Ma. Millones de años. Los geólogos usan tanto esta expresión que tienen su abreviatura. Es difícil acostumbrarse a pensar en la escala de tiempo de los procesos geológicos, los intervalos son tan grandes que se escapan al dominio de la rozón de la duración de na vida humana.

José Manuel García Aguilar
José Manuel García Aguilar
Facultad Ciencias Geológicas-UCM
Facultad Ciencias Geológicas-UCM

 

 

Geodiversidad de La Vuelta 18 ha sido un proyecto desarrollado por:

 

Coordinador: Miguel Ángel Sanz Santos Facultad de Ciencias Geológicas - UCM.

Colaboradores: Ángel Sáinz, Juan de Dios Centeno Carrillo, Agustín Senderos Domínguez, Carolina Galán Roldan y Elena Luceño.

Profesor Facultad de Ciencias Geológicas - UCM: José Jesús Martínez Díaz, José Luis Sánchez Roldan Jorge Alonso Henar, Julio Garrote Revilla.

Alumnos Facultad e Ciencias Geológicas: Páula Alonso, Irene Carbonero García-Miguel, María García Sanz, Sergio Hernández García, Páula Sanz Fernandez, Pablo Saz Segovia.

Patrocinadores de La Vuelta

By browsing this site, you accept the use of Cookies in order to offer to you an advertising tailored to your interests, and to perform traffic statistics.