La Vuelta recuerda a Raymond Poulidor, ganador en 1964

14 noviembre 2019 - 09:39

Raymond Poulidor, falleció el 13 de noviembre de 2019 a los 83 años. Un ciclista, que pasará a la historia como el campeón del Tour de Francia que jamás logró lucir el Maillot Amarillo (subió ocho veces al pódium final). El francés, sin embargo, sí que se hizo con el amarillo de La Vuelta. Fue en 1964, sucediendo a su compatriota y gran rival Jacques Anquetil.

"El eterno segundó", tal y como lo apodaban, también ganó carreras, y en lo más alto de su palmarés figura La Vuelta 1964, la primera de las cuatro que disputó (fue 2º en 1965, 1967 y 1971). A pesar de su buen rendimiento aquel año y de su histórico duelo con Jacques Anquetil en las rampas del Puy-de-Dôme durante el Tour de Francia, Poulidor no era uno de los favoritos cuando La Vuelta 1964 arrancó desde Benidorm. Sí lo era el tridente del equipo Ferrys compuesto por José Pérez Francés, Luis Otaño y Fernando Manzaneque. En el pelotón de arranque, compuesto por 80 participantes, también figuraba otro gran nombre de la escena internacional de aquella época, el belga Rik van Looy, que dio un primer golpe de autoridad en la segunda etapa, llevándose 13 hombres a  rueda y haciéndose con el maillot amarillo de líder en Nules, con 7 minutos de ventaja sobre el resto del pelotón.

Van Looy volvió a Bélgica tras caerse durante la quinta etapa (entre Barcelona y Puigcerdá). Fue entonces cuando Pérez Francés recuperó el liderato antes de cedérselo, en una lucha fratricida, a Otaño que brilló en su tierra, el País Vasco, entre Pamplona y San Sebastián (9ª etapa). Gracias al ataque del tercero en discordia, Manzaneque, durante la 12ª etapa entre Vitoria y Santander, el trío de Ferrys lograba ocupar los tres primeros puestos de la general. Pero su falta de entendimiento acabó beneficiando al escalador abulense, Julio Jiménez, que se puso líder en León la víspera de una crono decisiva, camino de Valladolid: 73 km llanos que no le favorecían nada.

Quedaban dos días para llegar a Madrid y había llegado el momento de Raymond Poulidor, ciclista ofensivo por naturaleza. Ganó la etapa y la general con 33 segundos de ventaja sobre Otaño y 1’26” sobre Pérez Francés. En la capital el público abucheó al dúo español cuando el francés levantó los brazos con el trofeo de ganador, flanqueado por las actrices Lina Morgan y Mary Santpere. La Vuelta y el mundo del ciclismo siempre recordarán a "Poupou", un campeón muy popular, que homenajeamos en estas líneas para trasladar nuestro más sentido pésame a sus familiares y amigos.  

Síguenos

Recibe información exclusiva de La Vuelta